Diferencia cremas y lociones corporales
- 28/02/2018

Diferencias entre cremas y lociones corporales

Cada persona tiene una piel diferente, con unas características diferentes y con unas necesidades específicas. En el mercado encontramos infinidad de formulaciones para el cuidado de nuestra piel con diferentes texturas y composiciones. Por ello, si no sabes que producto elegir o si quieres empezar a preparar tus propios cosméticos, es necesario conocer un poco las diferentes bases dermatológicas. 

Características de las cremas corporales

Empecemos por definir lo que es una crema. Este es un término muy generalizado para definir las emulsiones. En ocasiones vemos que se habla de cremas por un lado y de emulsiones por otro pero las cremas, de hecho son emulsiones, se obtienen a partir de una emulsión.  Éstas se caracterizan por ser formulaciones más espesas, con una textura semisólida,  y con una absorción más lenta. En su formulación, su fase acuosa suele contener entre un 60-70% de agua siendo ésta la responsable de que el resultado final sea más espeso y homogéneo.

Aunque existen diferentes tipos de cremas, éstas suelen estar destinadas a pieles que van de normales a secas y a partir de los 30 años, pieles que requieren más protección y una hidratación extra. Son más humectantes, perfectas para retener mejor el agua de la piel y aunque el término crema está muy generalizado para definir multitud de cosméticos, desde el punto de vista de la formulación magistral , se trata de emulsiones o mezclas de dos fases, acuosa y oleosa. 

Propiedades de las lociones corporales

Las lociones corporales se diferencian de las cremas por ser más ligeras y menos viscosas. En su formulación contienen mayor cantidad de agua, por ello, son absorbidas rápidamente por la piel sin dejar un rastro oleoso. La parte acuosa se

evapora generando un efecto refrescante. Su principal función es la de hidratar y están indicadas en pieles normales a mixtas no ofreciendo muy buenos resultados en pieles secas. Su formulación suele contener entre un 70%-80% de agua.

Os dejamos ahora dos ejemplos de crema y loción, para que veáis más claramente cómo las diferencias en su consistencia y en la proporción de agua que contienen sus formulaciones, cambian sus indicaciones y frecuencia de uso.

Ambas las podéis adquirir en nuestra parafarmacia online.

 

A-Derma Exomega leche corporal 400ml

Para sacarle el máximo partido a nuestra piel, el uso de esta leche corporal en nuestra rutina de higiene diaria proporciona una hidratación para que nuestra piel se vea tersa, suave y reluciente.

Con la Leche Corporal de A-Derma Exomega no sólo conseguirás hidratar y nutrir en profundidad tu piel sino que la calmarás y suavizarás incluso si se trata de una piel atópica, para las que también está indicado su uso.

La Leche Corporal de A-Derma Exomega proporciona una alta hidratación a tu piel gracias a la glicerina, y gracias al extracto de plántulas de Avena Rhealba® calma las irritaciones y alivia los picores

1 ó 2 aplicaciones diarias, sobre las zonas secas de la cara y del cuerpo.

 

A-Derma Exomega crema emoliente 400ml

Cuando la piel de nuestro cuerpo llega a secarse, puede percibirse áspera e incluso cuartearse o causar irritaciones, rojeces y picores. Por esta razón, siempre que notes la piel seca debes emplear cremas hidratantes que restauren la sequedad de la piel.

La Crema Emoliente A-Derma Exomega ayuda a combatir la sequedad de la piel gracias a sus compuestos hidratantes, emolientes y calmantes, que actúan intensamente sobre la piel.

Es perfecta para mantener la hidratación óptima del cuerpo y calmar la piel de posibles irritaciones, rojeces o picores. Enriquecida con activos 100% vegetales está dotada de una textura rica ultra-emoliente.

Apta para pieles secas, muy secas e incluso atópicas.

Aplicar una pequeña cantidad en la palma de la mano y masajear sobre la zona a tratar. Se puede emplear tantas veces al día como sea necesario.