- 22/11/2021

Caída del pelo y otoño, una combinación explosiva para tu cabello

El otoño es considerado una de las estaciones del año que, de forma negativa, influye en la caída y apariencia de nuestro cabello. 

Con la llegada del frío, del viento y de la humedad, el cabello se encrespa y el cuero cabelludo se seca haciendo que nuestro cabello esté más apagado y tienda a caer más. A todo ello hay que sumar las múltiples agresiones a las que sometemos a nuestro cuero cabelludo durante el verano, la excesiva exposición solar, el cloro de las piscinas y la sal del mar son firmes enemigos de nuestro cabello.

¿Por qué se cae el pelo en otoño?

En el momento de analizar la caída del cabello, es muy importante considerar el ciclo vital del mismo. Este ciclo consta de crecimiento, renovación o regresión y descenso. Durante todo el ciclo es normal observar cambios en la caída y en el crecimiento ya que los cabellos más antiguos deben caer para dejar espacio para que crezcan los nuevos. En condiciones normales, esta caída es solo del cabello, la raíz o bulbo queda intacta para continuar con el ciclo vital.

Como hemos comentado, la última fase de este ciclo es la fase telógena o de descenso, la cual suele coincidir con los primeros meses del otoño. Es por ello que durante esta época del año debemos dar especial importancia y proporcionar mejores cuidados a nuestro cabello si queremos contrarrestar los efectos nocivos del verano y minimizar las causas fisiológicas de la caída.

Pero el ciclo vital del pelo no es la única causa de caída, también debemos tener en cuenta ciertos hábitos los cuales tienen una relación con el aumento de la caída, aparte de los que comentaremos más adelante:

 

  • La luz: Más concretamente, la radiación procedente del sol. Esta radiación hace que los folículos pilosos pasen a una fase de reposo prolongada y, cuando comienza a reducirse esta luminosidad, vuelven a activarse produciendo una caída sincronizada que coincide con los meses de otoño. 
  • La hidratación: Es muy importante mantener una correcta hidratación del cabello, de lo contrario, éste se transformará en un cabello seco y quebradizo con mayor propensión a las roturas.
  • Estilo de vida: Los cambios en el estilo de vida, la falta de ejercicio físico o la falta de sueño pueden afectar a los ciclos capilares haciendo que caiga más.

1 Vitaminas:

La carencia de algunas vitaminas, minerales y oligoelementos en cualquier etapa de nuestra vida, puede provocar una caída severa del cabello. Por eso hay que tener en cuenta que la falta de alguna de ellas y vigilarse; a continuación, detallamos las más importantes:

- Hierro: La deficiencia de hierro, es una causa-efecto que es muy común en la caída; se demuestra que cuando hay una bajada de hierro, se refleja en la fase de efluvio telógeno.

- Biotina: Vitamina H o Vitamina B8, su déficit se traduce en una disminución del crecimiento del cabello y su caída.

- Vitamina B6

- Vitamina B12

- Magnesio

- Cobre

- Cinc

- Ácido Fólico

Las causas más comunes en la caída del cabello pueden ser:

2 Menstruación:

Puede relacionarse la caída puntual por tener una menstruación más abundante de lo normal o con más frecuencia, al haber una bajada de hierro libre. En este caso se suele recomendar tomar dosis masivas de hierro en ayunas acompañándolo de vitamina c para mejorar su absorción.

3 Dietas hipocalóricas:

En muchas ocasiones a la hora de hacer algún tipo de dieta, se limita la ingesta de algún alimento, y con ello pueden verse alteradas ciertas vitaminas esenciales, que son importantes para mantener el ciclo de crecimiento del cabello. Siempre que se realicen estas dietas por tiempo prolongado, se debe tomar un suplemento vitamínico para suplir las carencias que nos provoca la dieta.

4 Estrés:

Hay épocas en nuestra vida que pasamos por situaciones de estrés, que nos hacen alterar nuestros hábitos saludables y se reflejan en nuestro ciclo de crecimiento del cabello; estos episodios se nos pueden ver reflejados también, en nuestra piel y uñas. Ya que su crecimiento depende, en cierta medida, de nuestro sistema nervioso central, que en una época temporal en nuestra vida puede verse alterado. Se recomienda la toma de vitaminas y algún medicamento relajante para controlar esa fase de estrés.

4 Postparto:

Después de dar a luz nuestro cuerpo experimenta un cambio hormonal y se segrega menos estrógeno. Al contrario, ocurre en el embarazo que cae menos, debido a los altos niveles de estrógenos; las hormonas placentarias hacen que nuestro cabello se vuelva más graso, quebradizo y con menos brillo. Se recomienda algún suplemento vitamínico, rico en ácido fólico, biotina, hierro, omega 3, Cistina, Metionina.

6 Medicamentos:

Las tomas de ciertos medicamentos pueden influir en la caída, viéndose esta aumentada:

  • Litio
  • Antiinflamatorios
  • Hipolipemiantes
  • Retinoides
  • Estrógenos
  • Progestágenos
  • Antirretrovirales
  • Quimioterapicos

Hay que valorar el riesgo beneficio antes de retirar alguno de ellos.

7 Testosterona:

Niveles altos de esta hormona, que junto con la enzima 5 alfa reductasa puede provocar un aumento de DHT ( Dihidrotestosterona), responsables de la caída androgénica en hombres, destruyendo el folículo piloso. Se recomienda tomar finasterida vía oral, junto con Minoxidil vía tópica para aumentar la circulación sanguínea y favorecer el crecimiento del mismo.

8 Coronavirus:

Se ha detectado una mayor incidencia al haber pasado la enfermedad, ya sea por el estrés que ha provocado la misma o por la fase de bajada de defensas en nuestro organismo , ya que nuestro sistema inmunitario se ha visto alterado; esto se traduce en  una caída masiva sobre el segundo y tercer mes después de haber contraído la enfermedad. El tratamiento que se recomienda son complementos vitamínicos y la estimulación por láser.

Entonces, una vez empieza el otoño, ¿Cómo podemos evitar y/o frenar su caída del cabello?

Después de realizar un diagnóstico por un médico (análisis de sangre, prueba de tracción, biopsia del cuero cabelludo y microscopía óptica), podemos determinar cuál es la causa de la caída y podemos recomendar y según la causa, podemos recomendar distintos tipos de tratamientos.

Vitaminas:

Recomendaremos complejos vitamínicos con las cantidades diarias recomendadas de:

  • Biotina: ayuda a prevenir la caída del cabello y es muy efectiva para fortalecer las uñas y la piel. La biotina forma parte del grupo de vitaminas B, que ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía y a metabolizar las grasas y las proteínas. 
  • L Metionina participa en la formación de la queratina.
  • L Cistina:  su déficit provoca la caída del cabello y con ello falta de queratina, debido a que este aminoácido es el más importante dentro de la composición de la queratina. La queratina es la proteína responsable de que el cabello sea más fuerte.
  • Hierro: muy importante con el ácido fólico, porque actúan para que el folículo piloso mantenga sus funciones correctamente, y para que los depósitos de hierro se mantengan en sus niveles óptimos y no influyan en la fase del crecimiento del cabello.
  • Cinc: se encuentra en legumbres, granos y frutos secos; su déficit puede provocar la caída.
  • Cobre
  • Magnesio: posee propiedades antiinflamatorias y mejora el estado de las articulaciones, la piel y el cabello, por lo que es un mineral cuyos múltiples beneficios deben ser aprovechados al máximo.
  • Vitaminas del grupo B: favorecen la circulación sanguínea, la formación de nuevas células, la síntesis de proteínas y hormonas correctamente.
  • Serenoa Repens: posee propiedades anti 5-alfa-reductasa, actuando como inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa, que transforma la testosterona libre en dihidrotestosterona (conocida como DHT), responsable de la caída del cabello, ya que reduce su irrigación sanguínea. Caída androgénica.

 

  

 Medicamentos:

  • Minoxidil:

El minoxidil aumenta el riego sanguíneo estimulando el folículo piloso y el crecimiento del cabello. Concretamente, interviene sobre los músculos en las paredes de tus arterias y venas, evitando que los músculos se contraigan y las paredes se cierren. En consecuencia, la sangre fluye con mayor facilidad por tus vasos, incluidos los que llegan a los folículos pilosos. Se recomienda bajo la prescripción médica del 5% en solución hidroalcohólica para aplicar tópicamente. En algunos casos se prescribe vía oral.

  • Finasteride:

La Finasteride actúa como inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa tipo II. Esta enzima es la encargada de transformar la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). Niveles altos de DHT son los responsables de que el folículo piloso acelere su fase de crecimiento, acortando la misma y acelerando su caída. Con ello, el cabello va perdiendo fuerza y grosor. Inhibiendo esta enzima disminuimos los niveles de DHT, aumentando en el tiempo la fase de crecimiento del cabello. Se deben de realizar controles sanguíneos de esta hormona cada cierto tiempo y ser valorado su uso por un médico.

También adquirir ciertos hábitos, ayudan a mantener un cabello saludable:

1.- Evitar el estrés:  el estrés interviene negativamente en la caída del cabello   y su vitalidad, por ello conviene reducir al máximo las tensiones emocionales.

2.- Evita el sedentarismo: Te recomendamos volver a un ritmo de vida más saludable con deporte y menos tóxicos en la dieta, debemos mantener una dieta rica en antioxidantes que incluya alimentos como la uva, el té verde, el cacao puro o el brócoli. Si queremos un efecto más potente, es la época perfecta para tomar complementos vitamínicos ricos en antioxidantes.

3.-Protege tu pelo de la humedad y las agresiones: La humedad y las agresiones externas también provocan que tu pelo luzca más encrespado de lo habitual y, a la larga, se interpongan en la regeneración de la piel de la cabeza desencadenando la aparición de sebo, las escamas, el picor y la caspa. 

Controlar la salud y el estado del cabello es muy importante de cara a prevenir o frenar la caída del cabello y a alargar el ciclo capilar antes de tener que recurrir a soluciones más agresivas o invasivas.

Existen productos capilares y tratamientos como lociones, champús y complejos vitamínicos que pueden ayudar a nutrir, fortalecer el pelo y frenar o contener la caída. Aquí te dejamos nuestros favoritos: 

Klorane loción y chamú: fortificante y revitalizante a la quinina con vitamina B6. Revitaliza el bulbo piloso y las fibras queratínicas que constituyen el cabello, fortaleciendo y facilitando su crecimiento.

Pilexil champú anticaída: especialmente indicado para frenar la caída del cabello como tratamiento único o como complemento a otros tratamientos anticaída. Es un eficaz producto de tratamiento, que además de frenar la caída del cabello y estimular su crecimiento, posee todas las propiedades de un champú de belleza

Forcapil Champú fortificante: Cosmético con una fórmula 88% ingredientes de origen natural con keratina y provitamina B5. Aporta fuerza y vitalidad a la fibra capilar desde la raíz, protegiendo tu cabello

Collagen superdose Hair Growth: Péptido de colágeno, queratina, rúcula, L-arginina, ácido hialurónico,biotina, vitaminas y minerales para alcanzar tus objetivos capilares finales: Crecimiento del cabello, apoya la formación de queratina, apoya la formación de colágeno, nutre el cabello y el cuero cabelludo desde dentro, promover la salud de la piel y las uñas.

Arcokapil  Forcapil comprimidos fortificante keratina: está especialmente pensado para cabellos debilitados por la coloración, el uso del secador o de las planchas devolviendo al cabello su resistencia, vitalidad, volumen y brillo.  Complemento alimenticio a base de queratina hidrolizada, biotina, aminoácidos, vitaminas y zinc.  El Zinc contribuye al mantenimiento de las uñas y el cabello en condiciones normales y participa de la síntesis de las proteínas, como la Queratina.  La Biotina contribuye al mantenimiento del cabello en condiciones normales.  Forcapil® Fortificante Keratina contiene una queratina hidrolizada        bioasimilable, en forma de aminoácidos. 

Aumentando la Resistencia 96%, Vitalidad 98%, Volumen 100%.

Lambdapil cápsulas de la casa Isdin: Extracto de Serenoa repens, Taurina, L-Cistina, vitaminas B3,B5,B6, Zinc y Biotina. 

Visita nuestra página web y visita muchos productos más que te ayudarán a tu cuidado personal y a la salud de tu cabello. No lo pienses más, te esperamos.